• dom. May 22nd, 2022

morena

SMEPI

FERNÁNDEZ; ENTRE URGENCIAS Y EL FORTALECIMIENTO

Feb 5, 2022

Alberto Fernández; entre las urgencias económicas y el fortalecimiento político

Por José Miguel Candia

Tal vez el único hecho alentador de este mes de enero haya sido el apoyo explícito del presidente López Obrador al gobierno de Alberto Fernández en su endemoniada negociación con el Fondo Monetario Internacional. Un gesto que no pasó desapercibido para nadie y que las fuerzas populares latinoamericanas sabrán valorar en toda su dimensión.

Alberto Fernández presidente de Argentina

El inicio del año 2022 no podía ser más desafiante para el presidente Alberto Fernández. Un desborde climático elevó la temperatura por encima de los 40 grados, los principales centros urbanos se transformaron en un infierno que produjo una grave insuficiencia en el suministro de energía eléctrica. Como si con esto no alcanzara, el factor climático se empalmó con el aumento de los contagios de Covid debido a la propagación de la cepa “ómicron”. Y sobre llovido mojado, las complicadísimas negociaciones con el Fondo Monetario Internacional volvieron a empantanarse.

El verano austral suele ser una temporada de relativa tranquilidad social y de mucha flojera política. Las dirigencias partidarias y el mismo ánimo colectivo, parecen pactar una tregua, no ocurrió así en este inicio de año. El gobierno del Frente de Todos que encabezan Alberto Fernández y Cristina Kirchner, heredó una deuda descomunal de casi 50 mil millones de dólares que el Fondo Monetario prestó al presidente Mauricio Macri en un intento de apoyar su reelección en 2019. El mayor préstamo desembolsado en la historia de ese organismo no alcanzó para asegurar la permanencia de Macri en el gobierno, pero generó una situación de endeudamiento del estado argentino como no se tiene memoria desde el ingreso de este país al FMI en 1956.

En marzo próximo Argentina debe afrontar un vencimiento de casi dos mil millones de dólares, que el gobierno no está dispuesto a desembolsar si no se pacta previamente, un nuevo calendario de pagos y tasas de interés menos leoninas

La Nación y el Clarín

Mientras Alberto Fernández pone todo su empeño en salir del atolladero las fuerzas de oposición se reorganizan y redoblan la ofensiva mediática. Recordemos que controlan los dos principales diarios de la derecha – La Nación y Clarín – y las principales radios y canales de televisión del país.  La coalición conservadora “Juntos por el Cambio” ha establecido una estrategia de cerco y golpeteo permanente con el fin de profundizar las contradicciones internas de la alianza gobernante y debilitar sus posibilidades con vistas a las elecciones presidenciales del año 2023

La actual coalición opositora es heredera de la alianza Cambiemos que en noviembre de 2015 triunfó con la candidatura presidencial de Mauricio Macri. Con tres soportes partidarios – la Coalición Cívica bajo el liderazgo de Elisa Carrió; Propuesta Republicana, un agrupamiento creado por Mauricio Macri y ahora liderado por Patricia Bullrich y una expresión política con más de 100 años de historia, la Unión Cívica Radical – la coalición Juntos por el Cambio adelantó vísperas y se dispone a designar candidatos para el 2023 entre cuatro postulantes declarados: Horacio Rodríguez Larreta, alcalde de la ciudad de Buenos Aires; María Eugenia Vidal, exgobernadora y actual diputada; el expresidente Mauricio Macri y un postulante del Partido Radical, el exgobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo.

La derecha tiene motivos para ser optimista, el triunfo en las elecciones legislativas del pasado 14 de noviembre y el crecimiento de sus representantes en las cámaras de diputados y senadores, fortalecieron su espíritu confrontativo.

El Frente de Todos, la alianza que sostiene al gobierno de Alberto y Cristina, tiene que afrontar dos tareas principales: negociar, en los mejores términos posibles, la deuda con el FMI y contralor un proceso inflacionario que deterioró el nivel de vida de las clases medias y populares. Pese a estas condiciones adversas, la respuesta favorable de las movilizaciones populares oxigenó al gobierno y amplió sus márgenes de maniobra. El acto multitudinario del pasado 10 de diciembre frente a la Casa Rosada, con la presencia de los expresidentes Lula y José Mujica, fue una ratificación del respaldo popular al gobierno. Los sindicatos más comprometidos con el presidente, agrupados en la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), los movimientos sociales de trabajadores desempleados (piqueteros) y el invaluable apoyo de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, constituyen las bases sobre las cuales el gobierno del Frente de Todos reorganiza las fuerzas propias y se apresta a afrontar las tareas más urgentes del momento.

Cristina Kirchner y Alberto Fernández

Aunque se trata de metas difíciles de alcanzar, debe mencionarse que a fines del año pasado se logró una recuperación importante de las actividades productivas que moderó el cuadro de estancamiento que generó la pandemia y permitió mantener los recursos destinados a los programas sociales. El presidente Fernández fue explícito al rechazar el paquete de ajustes propuesto por el FMI y reiterar las políticas de crecimiento y apoyo a los sectores populares que tantas veces ha defendido la vice-presidenta Cristina Kirchner. Sobre estas bases, el Frente de Todos puede recuperar parte del electorado que perdió en noviembre de 2021 y diseñar una estrategia que conduzca a una nueva victoria en octubre de 2023.

Inicio

Deja un comentario