• jue. May 19th, 2022

morena

SMEPI

DELIRIO DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN CORPORATIVOS

Abr 3, 2022

EL DELIRIO DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN CORPORATIVOS

Por Carlos Enrique Tapia

En estos días, leer u hojear la prensa convencional o mirar la televisión, tanto de señal abierta como por internet, cable y satelital, produce cierto desasosiego.

Vivimos un momento estelar para la libertad de expresión, pero el derecho a la información es violentado a diario por los medios corporativos, los que no dudan en publicar falsedades que buscan convertir en verdades.

Durante los últimos tres años y meses, lo que lleva el actual gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador, no han faltado ocho columnas, editoriales, trascendidos, columnas de opinión, incluso supuestos sesudos reportajes de investigación, cuyo único fin es el bombardeo constante contra el presidente, las obras, los actos de gobierno, y la familia de AMLO.

Conferencia de Prensa, Reforma Energética medios de comunicación

El personaje favorito de los medios corporativos es, sin duda, el presidente de México, a quien tildan de ocurrente, improvisado, incapaz y sin brújula, tanto como mandatario, cabeza del gobierno, político, luchador social y persona. Lo asombroso es la resistencia de AMLO ante los embates de odio y desprecio de la prensa impresa, digital y televisiva, pues no hay tregua.

La pandemia de Covid-19, su manejo, decisiones tomadas para enfrentarla, las personas fallecidas, los contagios, la atención médica, han sido el gran escenario mediático para inventar situaciones extremas, incluidas fotografías de otros países haciéndolas pasar por imágenes de México, con la proliferación de “expertos” que en realidad parecen odiadores.

Han llegado al extremo de denunciar al encargado directo de la estrategia nacional contra la pandemia, el Dr. Hugo López-Gatell, por supuesta negligencia criminal.

Encerrados en sus cápsulas de mentiras –columnistas, médicos, lectores de noticias- nunca han explicado que el elevado número de fallecimientos quizás esté ligado al colapsado sistema de salud pública durante los gobiernos del PRIAN.

En lo sexenios del PRI y el PAN, el país dejó de producir vacunas, formar especialistas en diversas ramas médicas para atender la salud pública, combatir enfermedades hoy endémicas –obesidad, diabetes-, construir hospitales, mejorar el sistema de salud pública, pues se tenía la perversa intención de colapsar el IMSS, ISSSTE y la atención médica estatales, para privatizar todo.

La tecnocracia neoliberal y sus gobiernos, siguiendo los mandatos de la OCDE, el FMI, el Banco Mundial, el BID, entre otros, buscaba afincar, sin importar las consecuencias para la mayoría de la población, el capitalismo salvaje en el sistema de salud pública. No se trataba de emular a Estados Unidos, sino de enriquecer a unos pocos a costa de la salud de millones.

El debate reciente sobre la iniciativa de reforma eléctrica presentada por el presidente de México, ha sido otro campo de batalla en el que los medios corporativos y sus “expertos” han inundado –literal- las 8 columnas, columnas de opinión, programas y noticiarios televisivos. El problema es que al Parlamento Abierto sus opositores no asistieron a presentar sus objeciones.

Manuel Bartlett

Sin embargo, los medios corporativos han alimentado una hoguera en la que la mentira destaca: que la CFE será un monopolio, que Manuel Bartlett será más poderoso que el presidente, que México va a colapsar el clima, que se van a nacionalizar las empresas productoras de energía, que se rechazan las “energías limpias”. La catástrofe si las empresas privadas no siguen reinando.

El caso del hijo del presidente, José Ramón López Beltrán, es emblemático. Hasta la “izquierda verdadera” creyó en el panfleto de Mexicanos contra la Corrupción, empresa golpista de Claudio X. González. Pero el mismo autor, en audio filtrado por una estudiante que lo grabó y dio a conocer -y quien fue amenazada en el CIDE de no aplicarle un examen-, negó las “interpretaciones”.

Sí, el autor del libelo que dicen se hizo durante un año negó que haya dicho que había “conflicto de interés” y “corrupción”. Es decir, dejó en el camino, muy maltrechos, a periodistas apreciados como Carmen Aristegui, y a los medios corporativos y sus columnistas y editorialistas que suponían que por fin tenían la “papa caliente” que derrocaría al tirano, al dictador.

Durante un mes, los medios corporativos han insistido en el supuesto conflicto de interés por pagar la renta de una casa a precios del mercado inmobiliario estadounidense, pero siguen la máxima de Goebbels: repetir la mentira hasta que se haga verdad. El problema es que la empresa, el hijo de AMLO y su esposa, ya documentaron su postura, mientras la prensa no ha probado nada.

Y como parte del delirio del periodismo que hoy padecemos en México, la guerra Ucrania-Rusia ha abierto un debate en el que la libertad de expresión y el derecho a la información pierden. Mientras en Europa censuran a los medios cercanos a Rusia –RT, Sputnik- en México se pretende imponer una narrativa periodística en la que el gobierno mexicano “apoya” a Rusia.

Conferencia Matutina 14 octubre 2021 AMLO

Sin embargo, México, y el presidente AMLO, han sido muy claros: condenan la guerra e invasión de Rusia a Ucrania, pero no imponen sanciones a Rusia. Y la comentocracia de los medios corporativos, incluidos diputados y senadores de oposición, llevan al extremo su narrativa sobre un supuesto apoyo mexicano a Rusia. Nada extraño en una oposición carente de propuestas.

En este contexto, es interesante analizar la narrativa de los medios corporativos. Ante la carencia recurrente de la oposición de un proyecto de nación y alternativas reales a las transformaciones en marcha, la comentocracia corporativa, vocera de la oligarquía mexicana y extranjera, ha decidido extremar su discurso golpista. Es la oposición, a falta de oposición política.

Lo delirante en los medios corporativos, es que le dan pistas a la oposición #PRIANRDMC para construir una propuesta, pero no saben cómo articularla. Al menos desde la lectura de este escribano no alcanzo a ver que retomen, entre la diatriba, la mentira y las noticias falsas, algo de lo que la prensa conservadora le ofrece a diario para tuitear coherentemente.

Con todo, el delirio del periodismo realmente existente no alcanza los niveles de los medios corporativos que han contribuido a derrocar gobiernos democráticos como en Chile. Los setenta no son el hoy de México. Además de que las fuerzas armadas han reivindicado su lealtad a AMLO, los sectores contrarios parecen ser minoritarios y no avanzar en las intenciones oligárquicas.

En la guerra mediática, es el derecho a la información lo que está a punto del colapso. Pocas son las personas que tienen acceso a información sin prejuicios, que realmente reflejen la realidad, más allá de la subjetividad del emisor y su falsa objetividad. Los medios corporativos son los que vulneran a diario el derecho de los ciudadanos a tener información veraz.

Fuente: https://polemon.mx/el-delirio-de-los-medios-de-comunicacion-corporativos

Inicio

Deja un comentario