• dom. Sep 25th, 2022

morena

SMEPI

LAS ELECCIONES FRANCESAS: UN SISTEMA EN CRISIS

May 2, 2022

LAS ELECCIONES FRANCESAS: NUEVAS SEÑALES DE UN SISTEMA EN CRISIS

— editorial del diario socialista británico Morning Star

Pocas veces las opciones políticas de un sistema en crisis se han manifestado de forma tan empobrecida como en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas.

Emmanuel Macron presidente de Francia

El reelegido vencedor, Emmanuel Macron, ha gobernado durante cinco años como un neoliberal autoritario.

Su retórica “ni de derechas ni de izquierdas” de 2017 fue sustituida en la práctica por un gobierno en favor de los intereses de los ricos, aplicado brutalmente según las necesidades.

No hay razón para creer que ahora surja un nuevo Macron. Su promesa postelectoral de ser “presidente para todos” es probablemente tan poco sincera como carente de sentido, como lo atestigua una generación en Gran Bretaña criada con la retórica de Tony Blair.

La contrincante derrotada de Macron, Marine Le Pen, obtuvo más del 42% de los votos con una plataforma nacionalista populista marcada por el racismo abierto, como en la prohibición prevista de que las mujeres musulmanas lleven el hiyab en público.

“No tan fascista como mi padre” fue su carta de presentación, pero el hecho de que esta propuesta obtuviera un apoyo tan significativo no es en absoluto un consuelo. Sigue estando lejos de ganar la presidencia, pero cada elección su partido está más cerca de alcanzarla.

Emmanuel Macron y Jean-Luc Melechon elecciones Francia 2022

La reelección de Macron debe mucho al apoyo que habrá obtenido de los candidatos de la izquierda derrotados en la primera vuelta, sobre todo de Jean-Luc Melenchon. Para muchos, mantener a la extrema derecha fuera del poder era claramente la prioridad.

La primera vuelta mostró una Francia dividida aproximadamente en tres partes entre el centrismo neoliberal, el populismo nacional de Le Pen y Eric Zemmour, y la izquierda, en gran parte radical, de Melenchon, el Partido Comunista y los Verdes.

En este contexto, las próximas elecciones parlamentarias son cruciales. Una asamblea nacional que pueda constituir un control sobre Macron y una plataforma para el avance social es fundamental. Es de esperar que los debates en la izquierda sobre la mejor manera de lograrlo avancen positivamente.

La tasa de abstención en la segunda vuelta puede haber alcanzado el 28% del electorado, la participación más baja desde 1969, cuando también había dos candidatos de derechas como opción final, y el Partido Comunista instó a su entonces muy importante electorado a abstenerse.

Emmanuel Macron y Marine le pen candidatos a la presidencia, Francia 2022

Está claro que la democracia está mal servida cuando se reduce a opciones tan poco atractivas, sin que se ofrezca ningún programa de cambio progresista.

Al igual que Jeremy Corbyn aquí y Bernie Sanders en EE.UU., Melenchon ha demostrado que hay un público amplio y creciente para un desafío al sistema y una reordenación radical de las prioridades sociales. Sin embargo, ahora tiene que trabajar para establecer el mismo grado de unidad que el sistema electoral británico tiende a imponer.

Además, el apoyo sin precedentes de Le Pen indica que el populismo de derechas también puede jugar con éxito con el descontento de la gente, aunque ella dejaría la riqueza y el poder exactamente en las mismas manos que los tienen actualmente.

Fuente: https://morningstaronline.co.uk/article/e/french-elections-further-signs-system-crisis

Inicio

Deja un comentario