• mar. Dic 6th, 2022

morena

SMEPI

ESTUDIANTES DESAPARECIDOS: LA BÚSQUEDA DE JUSTICIA

Jun 15, 2022

43 Estudiantes Desaparecidos: la Búsqueda de Justicia

La vida de Clemente Rodríguez Moreno y su familia cambió para siempre en 2014 cuando su hijo fue uno de los 43 estudiantes de Ayotzinapa que desaparecieron. Clemente se ganaba la vida vendiendo agua en las calles de Iguala. Durante 8 años, ha estado tratando de llegar al fondo de la desaparición de su hijo.

 Tu hijo Christian Alfonso Rodríguez Telumbre tuvo una vida, no solo una muerte. ¿Como era el?

Cristian estudiante de Ayotzinapa

Clemente Rodríguez: Christian amaba la danza folklórica desde que era pequeño. A diferencia de mí con mis pies torcidos (sonrisa), él era bueno haciendo el Zapateado que tiene mucho zapateo. Debido a su interés por los animales y las plantas, estudió agronomía. Ayotzinapa tenía clases que experimentaban con diferentes modelos de cultivo y eso lo emocionaba. Pero pensó que si no podía conseguir un trabajo en agronomía, ¡tal vez podría comenzar una escuela de baile!

Los estudiantes del Colegio Rural de Maestros de Ayotzinapa en Iguala, Guerrero, provienen de familias locales más pobres. Tiene una historia de activismo político. ¿Su hijo estaba involucrado en la política?

Christian tenía solo 19 años y sus puntos de vista apenas comenzaban a formarse; entonces él no estaba involucrado. Pero él, al igual que otros estudiantes y sus familias, aprendió en la escuela que tienen derechos: que tienen derecho a una educación gratuita, el derecho a recibir la “canasta de alimentos” básica para un nivel de vida de supervivencia, el derecho a la atención médica gratuita.

La escuela en ese momento tenía una pista bilingüe para estudiantes que hablaban muchos idiomas indígenas diferentes. Al gobierno no le gustó que los estudiantes hablaran a sus comunidades en sus propios idiomas y le hicieran conocer sus derechos a la gente.

¿Cómo te enteraste de que Christian no estaba?

Los estudiantes del Comité, el sindicato de estudiantes, llamaron a los padres. Vivo a cinco minutos de la escuela. Queríamos ir con garrotes y machetes para defender a nuestros hijos. Fuimos a la policía, a los hospitales, a las oficinas gubernamentales. Las personas que conocimos nos decían: “¡Pregúntenle a la policía y a los militares, ellos saben!”. Pero no pudimos obtener ninguna información y no pudimos encontrar a nuestros hijos. Después de una semana, salimos al campo a buscar, pero aún nada.

Nos enteramos que los estudiantes se habían apoderado de unos autobuses para ir a la Ciudad de México a la marcha anual del 2 de octubre, en recuerdo de los estudiantes que protestaban contra el gobierno y que fueron asesinados a tiros en 1968. Los estudiantes de Ayotzinapa que sobrevivieron nos dijeron que un autobús equivocado había sido tomado: encontraron cocaína, armas alemanas y $10 millones de dólares en él. Pero cuando le dijeron a la policía, la policía no hizo nada.

Fue entonces cuando todos nos dimos cuenta de que las organizaciones criminales trabajaban junto con la policía.

¿Hay alguna diferencia entre el presidente Peña Nieto y el presidente López Obrador en su intento de resolver este horrible caso?

¡Hay mucha diferencia! Peña-Nieto nos cerró la puerta en las narices. Al principio, dio permiso para que un equipo internacional independiente investigara, ¡pero luego los echó después de un año cuando se acercaron demasiado a la verdad!

El 4 de diciembre de 2018 (su tercer día en el cargo), AMLO estableció una comisión para encontrar la verdad y buscar justicia para nuestras familias. La investigación va desde la policía municipal de Iguala hasta el gobernador de Guerrero, el ejército y todo el camino hasta Chicago. Ese era el destino de la cocaína encontrada en el autobús. Una persona de Chicago fue extraditada a México y está en la cárcel. Asimismo, se emitió una orden de captura contra el jefe de la Policía local, Tomás Zerón, pero huyó a Israel, que rechaza la solicitud de extradición de México.

AMLO y los 43 de Ayotzinapa

AMLO trajo de regreso a los investigadores internacionales y obligó a los militares a mostrarles videos clasificados tomados del aire el día en que se dijo que los estudiantes fueron asesinados por bandas de narcotraficantes y sus cuerpos quemados en el vertedero de Cocula. Esa “historia oficial” fue un invento. El video, recién hecho público en abril de 2022, muestra claramente que la Armada de México jugó un papel en el encubrimiento. ¡Los tiró después de un año cuando se acercaron demasiado a la verdad!

Continúas marchando y protestando, incluso en la Ciudad de México el 26 de junio; y el 27 de junio depositarás flores por los estudiantes desaparecidos en Iguala. ¿Cuáles son tus metas hoy?

Los padres tenemos cuatro demandas: 1) Investigar al exgobernador de Guerrero. 2) Extraditar al jefe de policía Tomás Zerón de Israel. 3) Llevar ante la justicia al entonces Secretario de Defensa Salvador Cienfuegos, quien lideró a la Marina en el encubrimiento. 4) Detener el tráfico de drogas ilegales desde Iguala, Guerrero a Chicago.

Queremos saber qué pasó con nuestros hijos. ¿Están vivos? ¿Dónde están sus cuerpos? Queremos que los que hicieron esto sean llevados ante la justicia. Los padres no podemos dormir sin la verdad. Seguiremos sufriendo. Y seguiremos luchando por un México mejor, una vida mejor para los niños de nuestro país.

Fuente: Boletín de Solidaridad con México, 8 de junio de 2022

https://mexicosolidarityproject.org/es/archives/84/

Inicio

Deja un comentario